Opinión: FALLEN ORDER

El Ascenso en el videojuego

Perfecto Artola Fernández

@OdaAlFrikismo

 

Que la situación de Star Wars estos últimos años ha sido algo polémica es algo que todos sabemos, al margen de la opinión que cada cual tenga sobre la mayor o menor calidad de sus productos.

Pero se ha notado en el propio fandom, ya sea para generar entre ellos más odio por los contrastes entre “me gusta” y “no me gusta” o por la tremenda cantidad de cosas galácticas que nos han metido los de Disney entre pecho y espalda desde 2014.

Es algo que no solo ha afectado a las películas, sobretodo a las numéricas (foco principal de la discordia), también a los videojuegos.

1

En esta era de Disney, son tres los juegos ofertados y de la mano de EA (Electronic Arts), no sin antes quitarse de en medio a LucasArts, algo que no contentó a demasiada gente, alertada de que no vendría posteriormente plato de buen gusto… y así fue.

EA nos trajo en 2015 Battlefront que, aunque visualmente sea precioso, estaba incompleto, era obtuso y tenías que pagar para poder expandirlo y tenerlo actualizado; las quejas, devoluciones y el llenar los estantes de juegos de segunda mano de Battlefront estaba servido en bandeja de plata pero ¿aprendería EA la lección?

La secuela llegaría en 2017 con el estreno del Episodio VIII y mejoraba su planteamiento con un modo campaña, pero insuficiente por breve y exigir micropagos para poseer mejoras que debían venir en el juego base, los cuales causaron tales críticas que se suprimieron… En resumen, estaban a años luz de ser los Battlefront de hace dos generaciones, y las comparativas eran inevitables, lo que aumentaba el malestar entre los seguidores de Star Wars, cansados del rumbo que había tomado en general la franquicia.

Afortunadamente, la propia Disney se percató (ya era hora) de que Han Solo y compañía necesitaba nuevos aires para resurgir, y nos están trayendo producciones a la altura de su nombre, como The Mandalorian o… Star Wars: Fallen Order, que es por lo que estamos aquí.

4

EA nos da un juego centrado en un único jugador y puramente modo campaña, ambientado unos pocos años posteriores al Episodio III: La venganza de los Sith, momentos donde el Imperio gobierna con puño de hierro y los pocos Jedi que quedan están escondidos o han renegado de su virtud.

Fallen Order es, más allá del juego, una declaración de intenciones por parte de Disney y, por ende, de EA, algo así como: “Sabemos que no lo hemos hecho precisamente bien estos últimos años y desde ahora vamos a decepcionaros menos, queremos corregir nuestros errores, apartar la idea de que por ser Star Wars os podemos tirar cualquier cosa a la cara y tomárnoslo más en serio”. Y me lo creo porque sentir el mimo que tiene esta historia.

3

Aspectos positivos

Sus mundos, ambientación, personajes (con especial mención a Kail Kestis, protagonista, y a la segunda hermana de la Inquisición) razas, jugabilidad,… es algo ajeno a lo que EA por la mano de Disney nos ha concedido antes y eso gusta.

Además, dentro de la trama nos ponen antecedentes transcendentales del microcosmos de Star Wars, aludiendo a seres y la mitología anterior al mismo Episodio I como los Zeffo, portadores de la Fuerza que se refieren a ella como “Viento de la vida” y que poseerán, junto con su planeta, una importante relevancia en este juego.

También contaremos con otros elementos que nos conectarán a la era de las precuelas de la saga (bastante olvidadas en la era Disney, y que ahora, al fin, le van dando la importancia que merecen) como la alusión a Las Hermanas de la Noche, seres conocidos por la serie televisiva The Clone Wars.

La jugabilidad es divertida pero genérica: a pesar de que manejar el sable de luz sea la mar de divertido y podamos personalizarlo a nuestro gusto, debo recalcar que no es original aunque ¿qué lo es hoy en día?

6

Contamos con el árbol de habilidades que en tantos juegos hemos visto para mejorar poco a poco las características de combate, y las peleas contra jefes son una delicia (los dos últimos fueron un verdadero hay reto).

Sin embargo, lo más fascinante para mí han sido los diseños de algunos lugares y el profundizar en ciertas culturas y razas, incluso más allá de la historia principal; por ello, siento que no se haya profundizado lo suficiente porque daría para muchísimo más contenido y para realizar una trama más consistente y compleja de la presentada, lo que me lleva a comentar los aspectos menos favorables del título.

Puntos mejorables

Que no explore en su propio planteamiento desemboca en una historia bastante lineal en estructura, cerrando un desenlace mediocre.

El arranque es bastante bueno y las gráficas nos van a dejar maravillados pero todo ello se diluye con rapidez: pasamos a realizar a cabo la misión principal, la cual se divide en ir a diferentes planetas (unos cinco en total) avanzar por ellos en lo que sería un “falso mundo abierto” y a otra cosa.

Sí que es cierto que cada planeta posee varias zonas que si quieres explorar tendrás que ir posteriormente con nuevas habilidades, pero esto es algo enfocado a alargar más el juego y para los completistas, poco o nada tiene que ver con la relevancia real que tenga, así que todo esto al final genera un sentimiento de abrumador cansancio y lentitud por, repito una vez más: lo lineal y repetitivo de la estructura jugable en la historia, y si no fuese por su belleza artística y visual el juego terminaría de resquebrajarse.

8

Yéndonos a la historia principal sin duda es el arco argumental de Cere Junda y su aprendiz, Trilla, hermana Inquisidora, lo que más me ha gustado y a la par peca de lo anteriormente mencionado: se diluye porque la estructura jugable y la historia principal principal, por así decir, tiene más espacio, pero es un arco muy interesante y que me gusta, Trilla en particular me ha encantado y he empatizado con ella … lástima que acabe de un modo tan abrupto; por los demás personajes salvo a Kail Kestis como protagonista pero no tenemos más: Somos un Jedi en un nuevo Halcón Milenario con nuestro propio Chewacca (Greez Dritus), Obi Wan (Cere Junda) y hasta un R2-D2 (BD-1, muy mono por cierto).

7

El final es sin duda lo peor debido a que todo lo que hemos hecho no sirve de nada y , es más, es por nuestra culpa, y la última escena es tremendamente anodina y sosa, claramente para dar lugar a una segunda entrega.

Conclusiones

Sin duda, desde El poder de la fuerza no hemos tenido un juego de Star Wars Triple A que haya supuesto un positivo paso hacia adelante para la propia franquicia y el canon, y es por ello que Star Wars: Fallen Order es ese primer paso hacia adelante, hacia algo mejor.

Su mayor atractivo es la jugabilidad, las gráficas y la belleza y amor con el que están creados algunos escenarios, y en segundo lugar tiene elementos que prometen como los inquisidores y el contexto de la historia,… pero diluidos ante el mayor pecado del juego: que puede resultar genérico, repetitivo, con una historia principal que al final no va a ningún sitio y con el que poco se puede hacer tras pasarte la historia principal salvo dejarlo en el estante.

Incluso las conexiones que pueda tener con películas como La Venganza de los Sith o Rogue One se ven tapadas por esto, quedando en fanservice barato.

5

No es el juego de la franquicia definitivo y, desde luego, el precio de 70 euros me parece excesivo para lo ofrecido; solo espero que la secuela pula todos estos errores y llegue al siguiente nivel de lo que ha resultado Star Wars: Fallen Order: un juego disfrutable de potencial desperdiciado.

9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .